Prorrogado edital para inscrições no NUDI!

Comunicamos a comunidade acadêmica e profissional interessada em integrar o Núcleo de Direito Informacional – UFSM, compondo os pesquisadores e pesquisadoras responsáveis pelas atividades desenvolvidas no projeto “O ESTADO NA SOCIEDADE EM REDE: experiências democráticas de promoção de direitos fundamentais, acesso à justiça e transparência na América Latina e Caribe”, que as inscrições para o processo seletivo foram PRORROGADAS até o dia 25/05/2018.

Destarte, o resultado dos selecionados e selecionadas será divulgado no dia 30/05/2018, no blog do NUDI e na respectiva página do Facebook.

Anúncios

Violencia cotidiana en los medios digitales y cultura de la paz

Por Romina Florencia Cabrera

Estamos asistiendo al fenómeno del aceleramiento de las Tecnologías de la Información y Comunicación, con la Integración del Big Data, Iot y el desarrollo  en  general de la Inteligencia Artificial , cada vez más profundo.

Este cambio tecnológico apunta a la transformación de nuestra sociedad, de una manera positiva, si esos cambios se producen con respeto y equilibrio a los protagonistas de la misma, los ciudadanos, seres humanos, seres con identidad , sentimientos, y sobre todo , dignidad humana.

Los Derechos Humanos deben promover y proteger valores, cuestiones éticas, para asegurar el razonable desarrollo de las Tics, y sobre todo, el progreso moral de la Sociedad.

Lamentablemente observamos a menudo, que la violencia, falta de respeto, y menoscabo de las libertades y derechos individuales, invaden cada vez más en el mundo tanto on line como off line.

En el mundo on line, dada su infraestructura tecnológica, se desarrollan más velozmente, con efecto multiplicador. Y su impacto ya no tiene control alguno.

La cultura de la paz social, tolerancia, respeto hacia los semejantes, y como fin el bien común, debe promoverse y desarrollarse en todos los ámbitos, tanto públicos, como privados; individuales y colectivos, para legar valores a las futuras generaciones.

 Bullying de Padres a Hijos:

Este tipo de violencia no es exclusivo de algún sector social, por lo que todas las víctimas son ‘iguales’; se manifiesta por el uso de fuerza o intimidación para afectar a otros y es más común de lo que se cree, particularmente cuando hay una diferencia de poder-
El acoso o violencia es estudiado desde el año 1970, esto es no es un tema nuevo en la cultura.

Actualmente se ha comenzado a estudiar con más intensidad, especialmente lo que se ha denominado acoso o violencia escolar, reconocido con la palabra Bullying.
Suele ocurrir que los parámetros culturales, no permitan a un padre saber cuando se maltrata a un niño; esto es , hay padres que entienden que en la medida que se les prodiga alimento, estudio y vestimenta, eso valida el hecho de considerar al niño como un objeto que puede ser pasible de cualquier trato y además que no tiene ni voz ni voto respecto de su vida; a mayor poder , mayor autoridad y sometimiento.

Es muy complejo en esta sociedad determinar lo que es un Ser Humano, lamentablemente muchos que hoy desempeñan el rol de padres no saben lo que es el amor, debido a que de niños han sido abusados y maltratados, en su núcleo familiar. Si a ello le sumamos una incompleta educación que no les permite a esos padres, que fueron niños maltratados superar ese tipo de acoso, sin lugar a dudas, no tendrán parámetros claros respecto de lo que es un Ser Humano y cuales son sus necesidades básicas, pero lo que es peor, en un marco de ignorancia, esto puede ser hasta de carácter perverso de parte del progenitor, dado que lamentablemente no comprenden que el alimento fundamental de cualquier ser humano es el amor, y más en los niños, un niño privado de ese sentimiento no podrá ser un niño sano ni podrá desarrollar en plenitud todas sus capacidades. Lo usual es que tienda a manifestarla en la escuela, con sus compañeros, con actos de violencia en las más tempranas edades.-[1]

En realidad, poco se ha estudiado sobre lo que es el acoso desde el punto de vista de sus raíces intrasiquicas, si sabemos que podemos diferenciarlo de lo que son actos de violencia física, en los que se estima el agresor es más conciente del daño que ocasiona, no ocurre lo mismo con lo que denominamos acoso, esto implica la denigración y el menoscabo permanente sustentado en calificativos desvalorizantes .Es en el primer año de vida donde se genera lo que se denomina teoría del apego, esto es del vínculo en el que el niño encontrará la solidez del amor.[2]

No solo de parte de los padres, sino de su propio entorno de compañeros. La degradación psicológica, se está volviendo muy frecuente, sobre todo en las Redes Sociales, donde construimos nuestras identidades digitales.  Los discursos de odio están siendo establecidos a través de las mismas, en diferentes ámbitos: pero la familia, la sociedad primaria  y necesaria, no es ajena a ello. Lamentablemente, es protagonista del menoscabo .
Ante la mirada de un padre o una madre que para el niño son sus referentes, reverénciales, aunque viva por el trato que recibe, en estado de permanente angustia, nunca se sentirá legitimado, si no es mediante la mirada de un tercero que confía en él y que él sabe que puede confiar.-ese tercero puede ser un maestro, una persona mayor, que no suele ver, pero junto a la que ha crecido, en casos de familias de padres separados puede ser uno de los progenitores ( estos casos pueden ser mas sospechables por que los niños juegan mucho, con las emociones de loa padres a fin de sacar el mejor partido, de ambos, dado es muy frecuente que los padres compitan entre si.-[3]

De aquí deviene la importancia del Alerta maestros!!! Dado que el niño solo no podrá modificar la situación de su hogar, ese tercero que lo ama, que lo observa, que está atento a los estados de ánimo de un niño, podrá contenerlo, Y aunque no convive con él , puede resultar muy SANADOR, y mediante conversaciones , sobre sus sentimientos, sus emociones, sus verdades más ocultas, que un niño confundido, entre el respeto y la realidad, puede callar. Con un seguimiento, del director y maestros, el director del colegio podrá pedir la asistencia de una entrevista psicológica dentro del mismo colegio con el menor y de ello derivará, la necesidad o no de dar parte a un defensor de menores, con el respaldo de un profesional autorizado.

Los riesgos que se corren ante un niño desatendido emocionalmente y que no logra manifestar sus emociones, son diversos, pero sin duda ese niño, será inseguro, temeroso, verá disminuida su capacidad intelectual, podrá ser victima o victimario en la escuela, dado que el dolor puede convertirse, en algo así como en anestesia emocional, podrá llegar a ser un niño rebelde, respecto de las convenciones sociales, sufrirá cuadros depresivos en la adolescencia, que podrán agudizarse con el transcurso del tiempo. Ese niño se tornará rebelde ante el trato de sus padres, cuando lo estime injusto, y seguirá siendo sometido a peor mal trato[4]

Lamentablemente, la vida moderna y las exigencias, tanto personales como profesionales de la época actual , y los problemas de toda índole, principalmente de falta de recursos en los sectores altamente vulnerables, llevan a muchos padres a este tipo de conducta con sus hijos menores, y también a los docentes, es deplorable y no se puede permitir, por lo menos en una sociedad que reconozca los Derechos Humanos y el respeto a los mismos.

El arma más poderosa que tiene un pueblo y aceptable únicamente para transformar la realidad en su Educación: significa plantear un nuevo paradigma y realizar un cambio real, estructural, desde el punto de vista cultural.

Dejar el conflicto de lado, y buscar su resolución  a través de la Mediación y los métodos alternativos, no solo en términos jurídicos, sino sociales, personales.

No solamente para llegar a una buena negociación que favorezca a las partes, sino que ellas sean protagonistas de un proceso cotidiano de búsqueda de la paz y la armonía.

Hay que promover la sensibilización de la población, y que de una vez por todas, la sociedad apunte a un trato más amable, donde todos podamos desarrollar nuestras capacidades al máximo, con respeto hacia los demás, y aprovechando la Tecnología para una sociedad más evolucionada e integrada.

NOTAS:

[1]  Sitio web: http://ciparc.com.ar/capacitacion/. Fecha de Consulta del sitio 18/5/2018.

[2]  Sitio web: http. Fecha de consulta del sitio: 18/5/2018.

[3]  Sitio web: http . Fecha de consulta del sitio: 18/5/2018.

[4]  Sitio web: http://ciparc.com.ar/capacitacion/ . Fecha de consulta del sitio: 18/5/2018.

Episteme cosmopolita e intercultural na sociedade informacional atomizada: itinerário da revolução tecnoeducacional?

Michel Foucault, notório filósofo estruturalista francês do século XX, teceu a concepção de episteme, uma antítese à suprahistoricidade e apriorismo da apreensão do conhecimento. Destarte, o conhecimento é o fragmento de um interregno espacial-temporal. Nesse diapasão, o paradigma do conhecimento na modernidade, produto do Império Britânico, segundo Sugata Mitra, é a uniformização funcional do ser humano. A pós-modernidade, todavia, não comporta o arcaísmo de espaços de engenharia do saber como preparatórios a “máquina administrativa burocrática”. Nos dizeres do filósofo Ernildo Stein (2007),  “se a modernidade lutava por uma homogeneidade, a pós-modernidade acontece no fluxo da dispersão e da heterogeneidade [,,.] Se a modernidade sonhou com uma unidade no âmbito da cultura, da política, do saber, a pós-modernidade é a época da desintegração, da multiculturalidade, do recolhimento ao privado, é o tempo dos saberes […] Se a modernidade confia nas grandes instituições, a pós-modernidade é móvel, nômade.”

Se as instituições de ensino são meras estações para embarque de saberes autoritários e utilitários e desembarques de humanos-tijolos-nas-paredes, descarrilhemos os trens! Não aceitemos ser um produto na esteira da indústria fordista do conhecimento.

m_Galatea-nas-esferas-382x450
Galatea das Esferas, por Salvador Dalí (1952). Representação do fenômeno da atomização.

Vivemos a era da dromocracia e da liquidez, nas concepções de Paul Virgilio e Zygmunt Bauman. Fundamos uma sociedade cineticamente energizada, de vertiginosidade recrudescente, cujas certezas são solúveis. Se o modelo de conhecimento outrora era pretendido universal – uma macropartícula -, hodiernamente pode-se dizer que cada saber é um Bóson de Higgs – elementar – e a informação é, para todos os efeitos, conforme a linguagem popular, conhecimento. A informação, fluida na sociedade em rede, nas suas cruzadas instantaneamente galácticas, é condição de possibilidade para a absorção das mais variadas formas de conhecimento: o empírico, o teológico, o científico. Ainda é couraça ao anti-saber: a ideologização fundamentalista do conhecimento, os sensos comuns teóricos – na acepção do catedrático filósofo do Direito Luís Alberto Warat.

A esse cenário, em que apetece ao saber a pluralidade, edifica-se a indispensabilidade de uma educação plurimodular. Ao saber menos cativo e mais livre, correspondem implementos metodológicos educativos menos autoritários e verticais; mais autônomos, participativos, criativos, colaborativos e dinâmicos. As tecnologias de informação e comunicação desempenham papel fulcral nas novas formas de idealização da educação. A viragem da sociabilidade é o advento da Pangeia Digital, um macrocibercontinente. Educar é, sob esse ângulo, socializar por intermédio da otimização da sociabilidade.

Volvemos, a título elucidativo, ao educador Sugata Mitra. Em 2013, o professor da Universidade de Newcastle se consagrou vencedor do Prêmio TED, atribuído às conferências oficiais promovidas pelo grupo TED (Technology, Entertainment, Design), arraigadas de maior prestígio e potencial transformador. Na ocasião, ministrara a conferência denominada “Construa uma Escola na Nuvem”.

O experimento educativo engendrado pelo indiano se propôs a dispor um computador nos muros de um economicamente desafortunado vilarejo, distante quinhentos quilômetros de Delhi, cuja exclusão digital é realidade latente. De imediato, o aparelho eletrônico despertou a atenção das crianças – cujo contato com a esfera digital, a escola e a língua inglesa eram inexistentes. Transcorridos dois meses, Mitra retornou ao local: as crianças haviam aprendido a navegar no computador, em um sistema operacional cujo idioma prefixo era o inglês. Segundo ele, foi a primeira vez que ouvira a expressão “aprender sozinho”. Sozinho, no entanto, é um disfemismo para o processo de aprendizagem autodidata e colaborativo, sem um transmissor do saber hierarquicamente superior. Todos os agentes no processo de construção do conhecimento são, concomitantemente, emissores e receptores do saber.

Repetiu-se o experimento inumeráveis vezes. O êxito era indubitável. À vista disso, desafiou-se a lógica do experimento: crianças de Kallikupam, cuja comunicação está centrada em tâmil, estariam aptas a aprender a biotecnologia da reprodução do DNA da mesma forma que assimilaram a navegabilidade do computador? Os resultados iniciais na campanha de Mitra para comprovar sua tese de neoeducação se revelaram recompensadores; contudo, insuficientes. Por conseguinte, convidara uma contadora de vinte e dois anos, que jamais tivera lições de ciências naturais, a atuar como mera observadora das crianças, incutindo ânimo ao processo de aprendizagem. Como sequela, os resultados alçaram-se ao patamar de satisfatórios. Na transcrição de seu proferimento: “O professor coloca o processo em movimento e então se afasta maravilhado, observando o aprendizado acontecer”.

A difusão do projeto, de superveniente intitulação Self Organised Learning Environments, é corolário da sua magnitude. Alastrou-se por todos os campos do conhecimento, em escolas de cinquenta países.

Resta concluso que a revolução tecnológica é imprescindível a morfossintaxe do processo de aprendizagem contemporâneo, intervindo, por derradeiro, no impacto semântico do conhecimento propagado, isto porque horizontaliza a comunicação e comprime barreiras espaciais e consectárias configurações culturais, tingindo o saber com múltiplas tradições e matizes epistemológicas. O lúgubre – enquanto símbolo de ausência – cede ocasião a policromia – a coexistência oblíqua dos conhecimentos. Todavia, deve-se antecipar a revolução tecnológica “uma reapropriação mental do fenômeno técnica” (LEVY, 2010) e das antiquadas noções colonialistas – geopolíticas e epistemológicas. Paradoxalmente, apenas a educação emancipadora dos povos subjugados e autocrítica das nações tiranas pode conduzir a um paradigma cosmopolita, no qual o conhecimento multifacetário seja bem público mundial.

Se a educação é largo passo para a revolução das ideias, então revolucionemos primeiro a educação.

Para acessar a conferência ministrada por Sugata Mitra, acesse: https://www.ted.com/talks/sugata_mitra_build_a_school_in_the_cloud?language=pt-br#t-1267062

Referências bibliográficas:

STEIN, Ernildo. O destino do ser na era do individualismo (2007). Entrevista concedida ao Instituto Humanitas Unisinos. Disponível em <http://www.ihuonline.unisinos.br/index.php?option=com_content&view=article&id=941&secao=220&gt;

LÉVY, Pierre. As Tecnologias da Inteligência: o futuro do pensamento na era da informática. 2 ed. São Paulo: 34, 2010.

Núcleo de Direito Informacional (NUDI) seleciona pesquisadores

Entre os dias 12 e 22 de maio estarão abertas as inscrições para a seleção de pesquisadores do Núcleo de Direito Informacional (NUDI), coordenado pela Profª Drª Rosane Leal da Silva.

São ofertadas 10 vagas, sendo 8 vagas para acadêmicos do Curso de Direito da UFSM e 2 vagas para graduandos/graduados externos. Os selecionados integrarão o Núcleo de Direito Informacional (NUDI) no Projeto O ESTADO NA SOCIEDADE EM REDE: experiências democráticas de promoção de direitos fundamentais, acesso à justiça e transparência na América Latina e Caribe.

A seleção consistirá em análise do currículo Lattes e, caso necessário, entrevista.

Demais informações e requisitos podem ser encontrados no Edital:

EDITAL SELEÇÃO NUDI 01-2018 final

A ficha de inscrição pode ser acessada aqui:

ficha de inscrição

O aplicativo SimSimi e o risco das crianças e adolescentes no mundo virtual.

Por Gislaine Oliveira.

Muito se fala da vulnerabilidade das crianças e adolescentes na internet e da necessidade do acompanhamento dos pais e/ou responsáveis sobre aquilo que acessam. Nas últimas semanas, foi divulgado na mídia mais um aplicativo que coloca em risco as crianças e adolescentes, motivo que resultou em várias denúncias recebidas pela SaferNet, que é uma associação civil de direito privado, sem fins lucrativos, fundada em 2005, com objetivo na promoção e defesa dos direitos humanos na Internet no Brasil.

O aplicativo se chama SimSimi, criado em 2002 pela empresa coreana ISMaker e que se popularizou no Brasil a partir de 2014. As denúncias relataram diálogos impróprios para crianças, com ameaças, palavrões, conteúdos sexuais e incitação ao crime.

O referido aplicativo funciona com base em Inteligência Artificial, que é o desenvolvimento de uma inteligência semelhante à humana disponibilizada por computadores, mecanismos tecnológicos ou software. Sendo que as respostas são geradas pelo algoritmo que “aprende”, com base nas interações com usuários em cada país e idioma.

No entanto, de acordo com teste da versão em português do aplicativo, a SaferNet Brasil (2018) “constatou falhas graves no funcionamento do algoritmo de Inteligência Artificial (IA) e na implementação das políticas de conteúdo divulgada pelos desenvolvedores do app em seu blog oficial”. Nos termos de uso está proibido o uso de palavrões; a descrição de atos sexuais explícita; a retratação ou incentivo da violência ou outras condutas perigosas; e, ainda, a inclusão ou incentivo de ameaças, assédio ou intimidação.

31912133_1652286011553765_4008176558526169088_nPorém, com o teste realizado pela SaferNet constatou-se que, rapidamente, o algoritmo de inteligência artificial do SimSimi violou as próprias políticas de conteúdo e, explicitamente, veiculou mensagens com incentivo ao abuso sexual de crianças. O que demonstra que os desenvolvedores do aplicativo perderam o controle sobre o comportamento do algoritmo de Inteligência Artificial, o tornando nocivo, principalmente, para usuários vulneráveis, como crianças e adolescentes.

A SaferNet Brasil reforça a criação de uma rotina familiar de acompanhamento do uso que as crianças fazem das tecnologias digitais. Dentre as orientações ressalta-se a necessidade de:

  1. Estabelecer limites de tempo e negociar o tipo de acesso dos seus filhos aos conteúdos online, desde os primeiros cliques. Distribua o uso das telas digitais entre outras atividades de lazer e atividades sem tecnologias;

  2. Selecionar previamente jogos, aplicativos e portais apropriados para as crianças e, sempre que possível, negociar os acessos a novos conteúdos de acordo com a idade mínima estabelecida. Uma forma simples e fácil de gerenciar os aplicativos que seu filho pode usar e ficar de olho no tempo que ele passa na tela é instalar o app Family Link, disponível para plataformas Android. Veja como funciona: https://families.google.com/intl/pt-BR/familylink/

  3. Sempre colocar-se disponível para ajudar a criança se ela se sentir incomodada com algo online. Mais importante do que dominar tecnicamente os aparelhos e apps, é preciso acolher sem julgamento para que as crianças não escondam situações de risco;

  4. Saber que simplesmente proibir o uso não educa e nem previne, mas educar protege. (SAFERNET, 2018)

A SaferNet recomenda aos pais e educadores que conversem com as crianças e adolescentes sobre os riscos existentes online e que desinstalem o aplicativo SimSimi dos tablets e smartphones. No dia 20 de abril do corrente ano, a empresa sul-coreana se manifestou e o aplicativo teve o download suspenso no Brasil, apesar de ainda ser possível o acesso pelo seu site oficial.

Ainda, a SaferNet oferece orientações para pais, crianças e adolescentes: http://www.canaldeajuda.org.br

E disponibiliza materiais para educadores utilizarem e debaterem o tema em sala de aula: goo.gl/eL7ANv

Você pode ler a matéria completa da SaferNet aqui: http://new.safernet.org.br/content/safernet-alerta-pais-e-educadores-sobre-os-riscos-do-app-simsimi

Educar en protección de datos

Por Romina Florencia Cabrera

Democracia, Estado de Derecho  y Educación son conceptos representativos de diferentes elementos, se encuentran dotados de un carácter político, jurídico y sociológico propio, se destacan por su entidad en las naciones modernas y subyacen decididamente por la capacidad de nutrirse permanentemente  entre  ellos , unos a otros, recurriendo de forma permanente a nuevos tópicos y contenidos que los enriquecen sucesivamente con el paso del tiempo. [1]

Las instituciones deben adaptar y reforzar sus contenidos teóricos y doctrinarios, adaptarlos  a las demandas de la sociedad[2], y a ella deben responder las políticas públicas, uniendo esfuerzos y herramientas políticas, jurídicas, económicas, educativas, culturales, etc.

La educación debe implementarse respetando las bases democráticas y  principios constitucionales y republicanos establecidos, y principalmente con conceptos de Derechos Humanos, cuyo fundamento es la dignidad y valor de la persona humana.  Los derechos humanos solo pueden poseer estándares mínimos porque defienden la dignidad de la persona humana. No puede haber un estado democrático definido si no se incorporan principios de Derechos Humanos; su base es la moral. [3] Los principio de igualdad, no discriminación, educación en género  y de derechos humanos de las mujeres deben estar presentes, como también cada tratamiento específico de los mismos en las áreas en las que se trabaje. [4]

El derecho a la intimidad de las personas, su honor y privacidad son garantías constitucionales, reconocidos por los tratados internacionales de derechos humanos, que brindan protección al ciudadano ante la vulneración de cualquiera de estos derechos, relacionados con la protección de datos personales y la garantía constitucional de habeas data.

El derecho procesal constitucional puede enmendar estos menoscabos al sistema jurídico y a los derechos individuales de las personas, pero primero se debe hacer hincapié en la prevención de este tipo de conductas negativas y buscar el equilibrio en la sociedad, mediante una concientización en el tratamiento de los datos de carácter personal, ya sean públicos o privados, y educar en todos los niveles ( primario, secundario, terciario, universitario, ongs, campañas ciudadanas, acciones gubernamentales, etc.) para que cada individuo pueda auto gestionar su información, disponer de ella, cuidar de la misma, y brindarla cuando se la solicitan ( con las garantías y consecuencias previamente comunicadas) ; realizar su seguimiento, pedir  su rectificación o modificación, y también recibir todo tipo de información que necesite sin restricción alguna.

En materia de seguridad, la mejor herramienta es la prevención. Por ello la protección de datos personales debe provenir de la misma ciudadanía, antes de recurrir a  instancias y procedimientos superiores. La cooperación, tanto nacional como internacional, son fundamentales para lograr estos objetivos, como también el compromiso de todos los ciudadanos y actores políticos, jurídicos y sociales, y contar con los recursos técnicos y humanos para capacitar a las personas en estas cuestiones tan delicadas para la sociedad, donde el fenómeno de la internet es tan expansivo que muchas veces es imposible controlar todos sus  efectos positivos o negativos.

A mayor concientización, menores serán las consecuencias problemáticas y se podrán prever los riesgos en términos cualitativos y cuantitativos.  Una Nación no es democrática si sus habitantes no pueden gozar de sus derechos humanos reconocidos por la comunidad internacional y por su Carta Magna, su Ley Fundamental.


*Publicado originalmente no endereço eletrônico do Observatório Ibero-americano de proteção de dados.

[1] “La universidad y la educación  en el siglo XXI. Los Derechos Humanos como pilares de la nueva reforma universitaria”. Fabián Omar Salvioli.

[2] “La universidad y la educación  en el siglo XXI. Los Derechos Humanos como pilares de la nueva reforma universitaria”. Fabián Omar Salvioli

[3] Fabián Omar Salvioli. Conferencia de Viena.

[4] “La universidad y la educación  en el siglo XXI. Los Derechos Humanos como pilares de la nueva reforma universitaria”. Fabián Omar Salvioli

 

La importancia de educar en la infancia en protección de datos

Por Romina Florencia Cabrera

La prevención es la mejor herramienta en seguridad para la protección en datos personales, y además de todas las acciones gubernamentales o políticas públicas, la educación actúa como la opción más eficaz a la hora de alertar a la sociedad sobre las buenas prácticas en utilización de la red, e informarla sobre sus peligros.  La educación es la base del ejercicio de la libertad en una sociedad, con la autodisciplina de sus miembros, como seres racionales, en pensamiento de John Stuart Mill.

El mundo virtual de Internet y las Redes Sociales posibilita un sinfín de interconexiones y comunicaciones ilimitadas y heterogéneas que logran efectos de conectividad e interacción social antes impensados, pero que también logran traspasar límites físicos, psicológicos, emocionales, económicos, culturales, políticos, laborales, educativos y sociales, perdiendo el protagonista del mismo, el Hombre, el control sobre sus acciones en la Red.

Su Identidad como Persona se ve trasformada en lo que se denomina  “Identidad Digital”, un espacio virtual donde la subjetividad de los individuos da lugar al surgimiento de una identidad en entornos virtuales anónimos, en donde los individuos suelen jugar roles diferentes a los de su vida real: liberarse ; vencer, lo que Norbert Elías denomina a  “Umbrales de vergüenza”. Así es que la relación entre las redes sociales y la vergüenza está dada porque las primeras pueden ser utilizadas como una “máscara” debajo del cual el sujeto puede sentirse libre y resguardar sus aspectos más íntimos ( depende cuales y si realmente los resguarda, o ventila información sensible creyendo estar resguardado o protegido por este marco). La vergüenza, aparece como una emoción netamente social, que se experimenta en contacto cara a cara y desaparece en el contacto virtual. La mirada de los otros se ve disminuía da en el mundo virtual, y da sensación de libertad. [1]

La educación debe implementarse respetando las bases democráticas y  principios constitucionales y republicanos establecidos, y principalmente con conceptos de Derechos Humanos, cuyo fundamento es la dignidad y valor de la persona humana.  Los derechos humanos solo pueden poseer estándares mínimos porque defienden la dignidad de la persona humana. No puede haber un estado democrático definido si no se incorporan principios de Derechos Humanos; su base es la moral. [2] Los principio de igualdad, no discriminación, educación en género  y de derechos humanos de las mujeres deben estar presentes, como también cada tratamiento específico de los mismos en las áreas en las que se trabaje. [3]

La protección de datos debería comenzar, a mi humilde entender, en edades tempranas, como lo he conversado en ámbitos académicos con otros colegas estudiosos del tema; el niño comienza su proceso de formación y socialización en la familia, unidad de sociabilización primaria y necesaria, y posteriormente en el colegio o institución educativa. En ese período se irá desarrollando su capacidad cognitiva, su evolución y lo más importante, la formación de su identidad que lo definirá como individuo único e irrepetible. Por eso es tan importante el conocimiento sobre sus datos personales; que conozca  gradualmente sus derechos de intimidad y privacidad, y sus responsabilidades también con respecto a las otras personas.

En el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos del Niño, la Convención sobre los Derechos del Niño establece en sus artículos normas jurídicas de derecho internacional público, derivado sobre el tratamiento del menor y su información personal; dado el carácter universal de los Derechos Humanos, estos conceptos pueden ser aplicados en cualquier contexto que reconozca la norma del “ius cogens” en la comunidad internacional. Con esta expresión se designa al Derecho impositivo o taxativo que no puede ser excluido por la voluntad de los obligados a cumplirlo, por contraposición al Derecho dispositivo o supletivo, el cual puede ser sustituido o excluido por la voluntad de los sujetos a los que se dirige. El Derecho impositivo o ius cogens se debe observar necesariamente, en cuanto sus normas tutelan intereses de carácter público o general.[4]

La noción, para el Derecho Internacional, viene ya del Derecho romano, habiéndose impuesto actualmente por influencia de la terminología jurídica anglosajona; aunque no siempre ha tenido el mismo significado, actualmente equivale a «Derecho necesario» o derecho que necesariamente han de cumplir los Estados, sin que puedan modificarlo por su voluntad. La discusión sobre la existencia de normas de esta naturaleza en el campo internacional saltó del planteamiento doctrinal al ordenamiento jurídico positivo con la Convención de Viena sobre los tratados en 1969, en cuyo artículo 53, fundamentalmente, se recogió la existencia de tales normas en cuanto se declaró que «es nulo todo tratado que, en el momento de su celebración, esté en oposición con una norma imperativa de Derecho Internacional general», teniendo tal carácter «una norma aceptada y reconocida por la comunidad internacional de los Estados en su conjunto como norma que no admite acuerdo en contrario, y que sólo puede ser modificada por una norma ulterior de Derecho Internacional general que tenga el mismo carácter».[5]

Algunas normas más importantes de la Convención Americana sobre los Derechos del niño son las siguientes:[6]

Preámbulo: “Recordando que en la Declaración Universal de Derechos Humanos las Naciones Unidas proclamaron que la infancia tiene derecho a cuidados y asistencia especiales;…. convencidos de que la familia, como grupo fundamental de la sociedad y medio natural para el crecimiento y el bienestar de todos sus miembros, y en particular de los niños, debe recibir la protección y asistencia necesarias para poder asumir plenamente sus responsabilidades dentro de la comunidad;…”el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento”.

Art. 13 establece que: 1-“ El niño tendrá derecho a la libertad de expresión; ese derecho incluirá la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o impresas, en forma artística o por cualquier otro medio elegido por el niño.

2. El ejercicio de tal derecho podrá estar sujeto a ciertas restricciones, que serán únicamente las que la ley prevea y sean necesarias:

a) Para el respeto de los derechos o la reputación de los demás; o

b) Para la protección de la seguridad nacional o el orden público o para proteger la salud o la moral públicas”.

Art 16: 1.” Ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques ilegales a su honra y a su reputación.

2. El niño tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o ataques”.

Además el art 19 del Pacto de San José de Costa Rica o Convención Americana sobre Derechos humanos establece:”Todo niño tiene derecho a las medidas de protección que su condición de menor requieren por parte de su familia, de la sociedad y del Estado”.[7]

A mayor concientización, menores serán las consecuencias problemáticas y se podrán prever los riesgos en términos cualitativos y cuantitativos.  Una Nación no es democrática si sus habitantes no pueden gozar de sus derechos humanos reconocidos por la comunidad internacional y por su Carta Magna, su Ley Fundamental.


*Publicado originalmente no endereço eletrônico do Observatório Ibero-americano de proteção de dados.

[1] “Las nuevas tecnologías en la configuración de identidades”. Autoras: Lic. Karina Ortiz; Lic. Fernanda Tato; Lic. Soledad Monti vero; Lic. Laura García, Argentina, Universidad de Lomas de Zamora. Elías, Norbert, Proceso de la civilización en la sociología. Galeano, Eduardo, Úselo y tírelo, Editorial Booket, 1994.

[2] Fabián Omar Salvioli. Conferencia de Viena.

[3] “La universidad y la educación  en el siglo XXI. Los Derechos Humanos como pilares de la nueva reforma universitaria”. Fabián Omar Salvioli

[6] Convención Americana sobre los Derechos del Niño. Establece el” Interés Superior del Niño como Principio  Rector de la Convención”.

[7] “Derechos del Niño”. Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica.